Email: Salvando a Doraemon

Email: Salvando a Doraemon


No estoy seguro de que todos los que lean esta historia la crean, pero con que sean precavidos si reciben el mismo correo, me doy por satisfecho. Hace ya varios años, sin ser yo admirador para nada de leyendas urbanas, creeps ni nada parecido, me llegó un correo. No me pareció muy extraño, pero cuando leí:

  • Salvando a Doraemon. Juega ya haciendo clic

No me la creí, tenía que ser un virus, así que simplemente lo deseché.

A la semana, recibí otro correo de parte de un buen amigo, decía algo como:

  • Leo, no puedes perderte este juego, es nuevo, pruébalo.

Como pueden imaginarse era el mismo juego, pero desde el correo de un amigo. Hablé con mi amigo, intrigado porque se que el no suele estar jugando en internet. Mi amigo fue tajante: él no me envió ningún juego e incluso tenía más de un mes sin tocar la PC, pues la tenía dañada.

Le expliqué lo que ocurría y me acompañó a casa para que le mostrara.

Al sentarnos frente a la PC, abrí el correo para rescatar el correo borrado y, para mi sorpresa, tenía un nuevo correo, un poco más extraño esta vez. Solo decía:

“Lee ya o pagarás las consecuencias”.

Como en este caso no me pedía jugar sino solo leer el correo, sin necesidad de entrar a ningún juego, lo leí. El mensaje, resumido, era algo como:

Leo, si no quieres que tu hermana Carla tenga un accidente saliendo del colegio o el pequeño Josué sufra en la piscina… JUEGA.

Mi amigo y yo nos miramos asustados. Carla era mi hermana y estaba en el colegio y Josué era su hermanito y estaba ese día en natación. Sin pensarlo, entré a jugar y juro que jamás abriré un juego de esos:

El personaje Doraemon aparecía a mi lado y me perturbó sobre manera notar que al fondo, detrás de una carretera, aparecían dos niños parados, era mi hermana Carla y Josué, eran figuras reales, no animaciones, pero el gato era un personaje de juegos y yo aparecí detrás de los chicos, corriendo desde lejos con un cuchillo en la mano. Mi amigo me gritó:

  • Mata al gato!

Pero por alguna razón entendí que el personaje en la PC (yo) no iba a matar al gato, iba a matar a nuestros hermanitos y yo no podía controlarlo. Rápido desenchufé el computador pero no paró nunca el “juego”. Asustado, pues algo me decía que si morían en el juego, los chicos afuera morirían también, tomé mi bate y le di golpes a la pantalla. Al tercer golpe reventó y solo así se detuvo todo.

Mi amigo estaba llorando, pero sin saber que hacer prometimos no decir nada, nadie nos creería. De inmediato averiguamos sobre nuestros hermanitos y estaban bien, no se que demonios era ese juego, pero creo que ganamos.

Criminal suelto

Criminal suelto

Si eres amante de la lectura de perturbadores cuentos de terror, te invitamos a repasar la siguiente y estremecedora historia ocurrida hace ya unos cuantos, un relato que involucra terror, incertidumbre y sangre.

Hace ya unos veinte años, en un estado al sur de América del Norte, vivía muy tranquilamente una madre con su pequeño de diez años. Se trataba de una familia realmente acortada puesto que los padres del niño se habían divorciado un tanto antes de su nacimiento; de esta manera y a lo largo de sus diez años de vida, el pequeño se había acostumbrado a una vida sin una figura paterna en casa.

La madre por su parte, se encargaba de todas las actividades domésticas durante el día y trabajando a altas horas de la noche en una estación gasolinera. Se trataba de una zona demasiado segura, por lo cual no había mucho problema en dejar al niño dormido en casa durante sus horas de trabajo.

La paz de este poblado se vio interrumpida un día cuando las noticias develaron la fuga de un peligroso convicto, el hecho se había dado en un establecimiento penitenciario realmente cercano a esta región. Tanto la mujer como el pequeño entraron en un estado de incertidumbre y terror, ¿se quedaría sólo el pequeño en casa durante esta noche?

Lamentablemente, esta familia se encontraba en tal soledad dentro de este poblado, que el niño no podía quedarse al resguardo de ninguna persona de confianza; así es que su madre decidió bloquear todas las ventanas y puertas durante esta nueva noche de trabajo.

Las indicaciones fueron claras, las llaves quedarían en poder del niño; su madre al volver de la gasolinera llamaría a la puerta tres veces. Esta sería la señal para que el pequeño abra finalmente la puerta.

Durante esta noche de viernes, el pequeño se encontraba realmente asustado, por lo cual decidió jugar videojuegos y ver televisión a modo de distracción. La hora de arribo de su madre se aproximaba y todo parecía marchar bien; cuando de repente se escuchó un golpe único en la puerta.

El niño realmente asustado decidió quedarse inmóvil en la sala, paralizado. Este golpe en la puerta volvió a hacerse presente, esta vez de forma constante y muy fuerte, sin dudas no se trataba de su madre. Pasadas las horas, el niño se había ocultado en su cuarto y el sonido de la puerta había desaparecido, por lo cual inevitablemente cayó dormido.

Al otro día, el niño despertó en su habitación sin entender muy bien lo que había sucedido durante la noche, en este momento notó que su madre no había regresado. El pequeño decidió abrir finalmente la puerta de su hogar para darse con un macabro hallazgo, su madre yacía mutilada tras la puerta, sus piernas habían sido cortadas así como también su lengua.

Sin dudas los golpes en la puerta la noche anterior habían sido producidos por la desesperada madre, la cual en estado de shock y desangrándose buscó a toda costa conseguir ayuda; ayuda que nunca iba a llegar y derivaría en su posterior muerte. ¿Se habría tratado de este peligroso y fugado criminal?, el misterio nunca pudo ser develado.

Gritos de 500 años

Gritos de 500 años

Leo y Rich jugaban en su habitación mientras su madre limpiaba la casa, tenían apenas 2 días de haberse mudado y felices, no hacían más que jugar en su cuarto y mirar al bosque, pensando en las incursiones que harían aprovechando que el bosque les quedaba a menos de 50 metros de distancia.

Una casa a las afueras del bosque es el sueño de todo niño. Los bosques encierran historias imaginarias de hadas, duendes, elfos, unicornios y otros seres…

Ese día decidieron salir en la tarde, antes de la cena y así lo hicieron, pero en cuanto se acercaban al bosque su madre los llamó prohibiéndoles internarse solos, más justo en el momento en que la voz de su madre les llamaba escucharon un grito largo y doloroso, el grito de un niño, se escuchaba un poco apagado pero ambos se miraron y de inmediato confirmaron que no fue el viendo, que ambos escucharon un grito.

Corrieron a contarle a su madre quien, entre la duda y el miedo, sencillamente les recomendó no acercarse al bosque.

Pero los chicos miraron por la ventana hasta que no aguantaron el miedo y se acostaron juntos.

Al siguiente día, aprovecharon cuando su madre salió y los dejó solo con su hermana mayor y, con la excusa de jugar en el patio, se acercaron al bosque. Una vez más los lejanos gritos llegaron a sus oídos, era un niño pidiendo ayuda. Sin pensarlo dos veces corrieron buscando los gritos, tenían 10 y 12 años, mientras corrían Leo, el mayor, infundía valor para ambos diciendo:

-No puede ser que lo esté lastimando alguien, no estaría gritando desde ayer, tiene que ser un niño atrapado o herido sin poder moverse en algún sitio, hay que encontrarlo.

La verdad, era lógico el razonamiento del chico y corrieron hasta llegar al lugar exacto de dónde salían los gritos. Pero no había nadie, se seguían escuchando los gritos pero no se veía a nadie. De pronto, vieron la imagen borrosa de un chico que estiraba la mano gritando por ayuda mientras un sujeto enorme con una capucha se preparaba con una barra de hierro para golpearle brutalmente. El chico estaba amarrado, lo estaban ejecutando.

Rich se quedó helado pero Leo, en un acto de valentía extrema, trato de tomar la mano del chico, es decir la tomó, pero Rich nunca vio el momento en que su hermano y el chico se tomaron la mano. Justo en el momento en que harían contacto, se escuchó un sonido extraño, como si de repente el espacio en el que se observaba al chico torturado se “tragara” lo que había justo alrededor, hojas, piedras y hasta el aire pareció ser absorbido. En esa extraña succión también Leo cayó a otro espacio, tiempo, lugar. Su hermano sencillamente lo perdió de vista.

Los padres de Rich nunca se explicaron que ocurrió, en medio del llanto pidieron a la policía buscar por todo el bosque, posiblemente alguien lo había raptado sin que su hermano lo notara y la historia que inventó era por los nervios o por no entender que le había pasado. Lo más irónico es que lo último era cierto, no lo entendía, pero si lo observó.

Estaban a punto de matar al pequeño ladronzuelo cuando, sin saber cómo ni de donde, un chico apareció al pie de la mesa donde estaba amarrado. Se escucharon murmullos desde el “público” que esperaba la ejecución pero el verdugo, acostumbrado a hacer su trabajo fríamente y sin interrupción, de un empujón alejó al chico hasta 4 metros de distancia y procedió.

Desde ese día, el chico loco anda por el pueblo repitiendo que viene del futuro, casi 500 años en el futuro y que escuchó los gritos del muchacho que moría y al darle la mano apareció en ese lugar. En un momento lo acusaron de brujería algunos, pero el llanto constante del niño no dejaba lugar a dudas, estaba loco, solo loco podría inventar esa teoría de gritos que viajan 500 años en el tiempo, como un agujero entre dos dimensiones.

La leyenda de la nigromántica

La leyenda de la nigromántica

La gente que vive en el norte del país, cuenta una historia de una dama de extraordinaria belleza que se casó con un hombre pobre. A simple vista parece un relato simple, no obstante son las circunstancias que se desencadenaron a partir del enlace matrimonial, lo que la convirtió en una de las leyendas cortas mexicanas más comentadas de la década de los cuarentas.

Esa dama era dueña de un aserradero y los hombres de las altas esferas la pretendían sin cesar. Sin embargo, como ya dijimos ella puso sus ojos en un campesino de nombre Enrique.

El noviazgo duró poco y ambos se mudaron a las afueras del pueblo para mantener su privacidad. A veces Enrique iba al centro del pueblo a tomar una copa con sus amigos. En una de esas reuniones, un individuo extraño se le acercó y le dijo:

– Señor mío, lo que tengo que decirle sé que le va a disgustar pero creo que ya es tiempo de que usted conozca la verdad. Su esposa es una hechicera que se casó con usted por la única razón de que su alma es pura y eso es lo que le permite seguir viviendo. Si cree que es falso lo que le digo, le invito a que siga a su mujer al panteón el día de muertos y ahí se dará cuenta de que en realidad es una bruja.

Enrique no quiso tener ningún altercado con el forastero, pues pensó que probablemente las cosas terminarían mal y él acabaría sus días en prisión, únicamente por haber hecho caso a un rumor infundado.

La desconfianza Enrique creció al pasar los meses. El 2 de noviembre, observó cómo su mujer abandonaba su domicilio en total sigilo. Fue entonces cuando decidió seguirla para ver si en efecto llegaba al panteón.

La mujer abrió las rejas del panteón y fue caminando hacia una tumba que estaba marcada con el número 13. Mientras tanto, Enrique observaba todo detrás de otras lápidas. Repentinamente la piel de la dama cayó al suelo y su cuerpo se transformó en el de un búho.

Su marido estaba tan enfadado que tomó su revólver y le disparó al animal matándolo al instante. Luego la tierra se desgajó, tratándose a la lechuza.

William James: La persona más inteligente del mundo

William James: La persona más inteligente del mundoConsiderado como la persona más inteligente del mundo, William James Sidis nació en Nueva York, en 1898, contando con un coeficiente intelectual muy elevado a la media, de entre 250 y 300. Probablemente pienses que su vida fue la mejor, pero no es así, aunque William hablaba ocho idiomas –latín, griego, francés, ruso, alemán, turco y hebreo-, escribió 4 libros sobre anatomía y astronomía, inventó su propio idioma, e ingresó a Harvard a los 11 años, su vida fue dura. Él era una persona muy antisocial, nunca tuvo pareja, y no le interesaba tener relación con otras personas que no sean de su entorno, por eso, sufría mucho nerviosismo.

Su padre, un conocido psicólogo de la época, usó sus propios conocimientos para generar una alta capacidad intelectual en su hijo. Mucha gente, incluyendo los medios como los diarios, criticaba la forma en que su padre Boris Sidis educaba a su hijo, ya que a los 18 meses podía leer el periódico.

William se declaraba ateo y comunista, además que fue arrestado y sentenciado a 18 meses de prisión por participar en una marcha del comunismo, donde se generaron diferentes disturbios. Su padre internó a Sidis en un instituto mental, donde poco después volvió a su casa.

A los 11 años, William era experto en matemáticas aplicadas, estudiante de la prestigiada universidad de Harvard. A los 16, se graduó en medicina. Antes de su muerte, William habló perfectamente 40
idiomas en total.

Murió donde nació, solitario y sin compañía. Aunque fue considerado el hombre más inteligente, no salió a la fama. En 1944 fue encontrado muerto en Boston, a causa de una hemorragia cerebral, (conocida como embolia cerebral) a los 46 años. Su padre, en 1923 falleció de la misma causa a la edad de los 56 años.

Los bosques de Myasnov Bor

Los bosques de Myasnov Bor

Una de las historias de miedo que más se cuentan en Alemania es el de los bosques de Myasnov Bor, un lugar ubicado a pocos kilómetros de Novgorod, uno de los escenarios más recordados de la Segunda Guerra Mundial, en donde se libraron grandes batallas entre alemanes y rusos.

Se dice que ese bosque está embrujado, debido a que los soldados que murieron allí no descansan en paz, por lo que habitualmente se pueden oír risas, gritos de guerra y muchos otros sonidos extraños que muchos prefieren evitar, es por ello que no acostumbran a pisar ese bosque de noche. Un equipo investigador llegó a ese lugar en 1997 para constatar todo lo que venían diciendo los habitantes de pueblos cercanos, en esos días esta comisión encargada de llevar a cabo la investigación decidió acampar muy cerca en donde habían grandes tumbas de la guerra, en donde se encontraban más de 10 soldados rusos y 6 alemanes.

Por la noche quienes participaban de la investigación escucharon ruidos de pisadas e incluso gritos de guerra en idioma alemán, aunque al salir con las linternas no pudieron divisar a nadie. Al otro día al despertar se dieron con una gran cantidad de huellas de botas de soldados, como así también una huella de un tanque muy cerca en donde habían acampado, algo que los sorprendió enormemente teniendo en cuenta que nunca podía haber pasado un tanque por allí por los árboles que había e incluso por el hecho de que se hubieran despertado por el ruido de tremendo vehículo.

Finalmente se llegó a la conclusión de que ese lugar de Alemania contiene muchos recuerdos frescos de la Segunda Guerra Mundial, y en donde muchas cosas pasaron allí, por lo que se recomienda que los habitantes de los pueblos cercanos no concurran esos lugares por prevención a que suceda algo extraño que luego no se pueda explicar.

La leyenda de las zapatillas rojas

La leyenda de las zapatillas rojasUna de las leyendas más contadas en las escuelas es la de la zapatilla roja y entre tandas historias diferentes que han contado ya no se sabe en cual creer, pero lo que si me sorprendió fueron varios hechos que ocurrieron en mi escuela primaria cuando yo estudiaba ahí.

primeramente quiero contarles la historia de que se contaba en mi escuela; se decía que en los inicios de la escuela había una maestra que sufría del corazón y que los alumnos la hacían enojar mucho y un día llegó a tal grado su enojo que empezó a marearse, la maestra salió corriendo del salón y minutos después la encontraron muerta en el baño de la escuela, estaba tirada en un cubículo del baño con un golpe en la cabeza que se debió a que cayó desplomada por un infarto que sufrió. La maestra, en vida solía usar siempre zapatillas rojas y se dice que desde que falleció se escuchan sus zapatillas por los salones vacíos y otros afirman haber visto las zapatillas rojas en el baño.

Ahora que ya saben la historia que se contaba en mi primaria les contaré cuales son las cosas que sucedieron mientras yo estaba ahí.

Lo primero que pasó fue algo que los maestros nunca confirmaron ni dijeron nada, en el baño de mujeres, en el último cubículo había un charco de sangre, y al asomarnos debajo de la puerta no se miraba que hubiera alguien, los maestros intentaban abrir la puerta pero no podían, lo que hicieron fue meternos a todos en nuestros salones y cerraron por completo el baño. Después de eso nadie ningún maestro nos dijo que había sucedido.

Al día siguiente muy temprano se escuchaba mucho relajo en las aulas del segundo piso y al ir a esas aulas todos miraban por la ventana hacia el techo de otro salón, ahí se encontraban dos zapatillas rojas. El intendente subió por las escaleras y las recogió.

Ningún maestro dio explicaciones de lo sucedido y hoy 10 años después de haber estado en esa escuela se dice que siguen sucediendo cosas paranormales relacionadas a la maestra y sus zapatillas rojas.

La perfecta solución

La perfecta solución

Adrián buscaba afanosamente un empleo de medio tiempo. La razón era porque había embarazado a una muchacha y sus padres le habían dado un ultimátum:

– Si no consigues un trabajo con el que puedas mantener a tu hijo, te olvidas de seguir estudiando y más aún, tendrás que dejar esta casa. Aquí no vamos a mantener a ningún desobligado.

Él sabía que no se trataba de una simple amenaza, ya que su hermano mayor había pasado por lo mismo y ahora vivía en un cuarto en una vecindad derruida.

Diariamente compraba los periódicos y leía uno a uno los anuncios clasificados.

– Bah, lo mismo de siempre. El salario mínimo no me alcanza para nada. Además yo soy joven, tengo derecho a divertirme y no me voy a poner de mesero para ganar tan poco. Refunfuñaba en voz baja.

En eso estaba cuando leyó el clasificado de sus sueños:

“No busque más, tenemos la perfecta solución a sus problemas económicos. Le ofrecemos $100,000 por un solo día de trabajo. Para mayores informes comuníquese al siguiente número”.

– $100,000 por un solo día de trabajo. Debe ser un chiste.

Esa fue la idea que le pasó por la mente debido a que había escuchado innumerables historias de terror cortas sobre empleos que se ofrecen en los diarios y que tienen un trasfondo oscuro.

Sin embargo, la curiosidad pudo más que la razón y Adrián hizo una llamada telefónica. Una mujer muy amable lo atendió y le dijo que estaba llamando a un laboratorio de prestigio internacional, que no se preocupara por nada. Lo único que debía hacer era presentarse ahí al día siguiente con la mayor discreción posible.

El edificio era enorme y estaba custodiado por gente armada. Adrián llegó a la hora señalada, le entregaron un gafete con su nombre y lo enviaron a una sala de espera.

Una voz grave intimidante le dijo a través de un altoparlante:

– Desnúdese y póngase la bata que está en la silla junto a usted.

– ¿De qué se trata esto?

– Usted mi estimado amigo es el trigésimo octavo candidato que va a aprobar el nuevo gas mortal HR56ZX. Un poderoso químico que desintegra las moléculas orgánicas. ¿O qué de veras creyó que le vamos a dar $100,000? Dijo riendo una voz.

– Apúrense a limpiar la sala que el próximo llega en 12 minutos. Dijo otra voz, mientras sacaba la ropa de Adrián con dirección a los contenedores de basura.

El misterio de las ánimas

El misterio de las ánimasNumerosas leyendas y mitos nos hablan de diferentes tipos de entes sobrenaturales que se manifiestan de diferentes formas, entre estas influencias se encuentran las ánimas. Hay una gran diferencia entre los tipos de seres sobrenaturales, por comenzar, tenemos a aquellos que se manifiestan de forma negativa, para hacer daño, asustar o bien que tienen un aspecto terrorífico, mientras que hay otro fenómenos, como las siluetas de sombras, las luces, los sonidos, entre otros, que son manifestaciones pasivas.

Las ánimas, por el contrario, son apariciones completamente visuales, que no necesariamente manifiestas sonido. Las mismas, suelen verse en lugares abiertos aunque también se registraron casos en hogares. Estos seres sobrenaturales no son otra cosa que almas en pena. En la mayoría de las veces, se ve a estas ánimas vagando solas por algún lugar, muchas veces en el sitio donde la persona dueña de esa alma murió.

Manifestaciones

También se han documentado caso de ánimas en cementerio, pero en esos casos se ha visto a las mismas ser guiadas por un ser oscuro, que se cree se trata de la muerte. Las ánimas, son almas que corresponden a personas que han muerto de manera trágica y precipitada, por eso se las denomina almas en pena. También pueden existir ánimas de personas que han tenido muertes injustas sin resolver, por eso sus almas aún no encuentran la paz. Sea cual sea el caso de que alguien vea un ánima, no podemos dejar de decir que se trata de un hecho sobrenatural completamente misterioso que nos hace replantearnos la pregunta de si la vida después de la muerte existe o bien nos hace dudar de cuántos planos dimensionales hay, que o podemos ver con nuestros propios ojos o bien que no estamos teniendo en cuenta en nuestra vida del día a día.

El decapitado del molino

El decapitado del molinoFilógeno vivía en una finca ubicada al norte del país, acompañado únicamente por su padre, ya que su madre los había abandonado cuando éste apenas era un bebe.

Eso hizo que aquel muchacho terminara en malos pasos, pues siempre pensó que él había tenido la culpa de que su madre se alejara de su lado, ya que además de ser poco agraciado, tenía un defecto físico que le impidiera desplazarse con normalidad.

A menudo, la gente del pueblo lo veía borracho por las calles y casi siempre las autoridades locales lo terminaban encerrando, pues en sus borracheras provocaba varios estropicios.

Por su parte, el padre de Filógeno, quien para ese entonces ya era un hombre viejo y cansado, se limitaba a pedirle que rectificara el camino.

– Hijo, sé que a mí ya no me queda mucho tiempo. Necesitas dejar ese estilo de vida. De lo contrario la muerte vendrá por ti antes de tiempo. Tu abuelo me contaba una historia que quiero comunicarte. Decía que a las personas que pasan su vida haciendo daño a los demás y así mismas, los espectros oscuros los vigilan y de vez en cuando mandan al degollador por sus almas.

– ¿En serio piensas que voy a creer tus tontas leyendas cortas de terror? Mejor inventa otra cosa. Dijo Filógeno mientras reía a todo pulmón.

Una tarde fría de otoño, en la que el viento soplaba de manera descontrolada, la energía eléctrica falló dejando al poblado en penumbras. Los moradores del lugar se encerraron en sus casas, pues se sentía la presencia de algo maligno en el ambiente.

De pronto, en cada rincón del pueblo se escuchaba el galope de un brioso corcel.

– ¡Es el degollador, es el degollador! Gritaba la gente desesperada.

El padre de Filógeno salió de su casa, buscando a su vástago violentamente. Desgraciadamente, sus esfuerzos fueron en vano, ya que la cabeza de su hijo pendía de una de las aspas del molino.

Cabe destacar que el resto de su cuerpo nunca fue encontrado.