Leyenda de los Duendes de jardín

Esto sucedió en un pueblo de Texas, Estados Unidos una familia típica conformada por la mamá, el papá, el hermano y pequeña hermana, vivían en una hermosa casa con un lindo bosque. Ellos tenían un Perro ya viejo llamado Ruby, en los Estados Unidos se suelen hacer las famosas ventas de garajes.

Leyenda de los Duendes de jardín

La madre de la familia, volviendo de su trabajo, descubre esta venta en una de las casas más antiguas de la ciudad, le sorprendió lo económicos, allí vio un set de dos hermosos y pintorescos duendes de jardín, salían tan económicos que no dudó en comprarlos.

Los llevo a su casa y los puso en el frente de la misma. Cuando termina de colocarlos su perro Ruby no dejaba de ladrar les y gruñirlos, pero a su vez le temía. Nadie le dio importancia a esto, ya que sólo eran unos duendes de yeso (o al menos eso pensaban).

Esa noche, a las 2 am, comienzan a sentir ruidos raros en el jardín de su casa, el padre de familia se asoma por la ventana y no veía nada. Entonces saca a Ruby al jardín para que investigue, ahí fue cuando Ruby no deja de ladrar, pero se calló de inmediato, por ende el padre de la familia supuso que era una ardilla o un gato de algún vecino. Sin darle importancia, volvió a dormir.

Al despertar, comenzaron a buscar a Ruby, ya que no había ido esa mañana a comer su comida. Cuando salen ven a Ruby tirado, ensangrentado y mordido por todo su cuerpo. De inmediato pensaron que un perro lo había matado, pero al darse vuelta y mirar a los enanos, los mismos tenían las manos y la boca ensangrentada. Ellos se asustaron y comenzaron a correr hacia el auto, dejando la casa para siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *